miércoles, 14 de marzo de 2012

Historias de Blavencia (pequeña parte)

1. TE ENCUENTRAS DENTRO DE UNA ANTIGUA CHOZA
La choza se halla en penosas condiciones, pero aísla completamente el insufrible frío que hace en el exterior. Hay algo de paja y hojas podridas en el suelo, y decides amontonarla para crear una superficie cómoda donde poder descansar.
DECIDES DESCANSAR
************************************************************************************
¿Dormir tranquilamente? ¿Mientras los artefactos más antiguos de toda la tierra conocida están al alcance de tu mano? Jamás! Antes de dormir tengo que curiosear un poco, seguro que no pasa nada.
Decides abrir la mochila, y descubres que en el interior de uno de los extraños artefactos hay una pequeña cúpula con forma de fresa. ¿Estiras de una de sus hojas o cierras la mochila?
A. ESTIRAR LAS HOJAS
Si decides estirar una hoja, aparecerán unas pequeñas pulgas de nata que se habían colado en tu alforja. Son pulgas muy rápidas, capaces de volar, y el planeta está plagado de ellas, al servicio del demonio (habita en el lugar más insospechado, bajo el polo norte). Tiene invernaderos (unas casetas con cristales y calefacción, para mantener conservada la fruta) de uvas diabólicas antioxidantes, que consume para ralentizar e incluso estacionar su deterioro. Fue bendecido por un arcángel, que lo condenó a desaparecer poco a poco en los gélidos polos. Todo esto es un broma por supuesto, no son más que delirios de escritor. La verdadera realidad es que no tienes ni idea de que son estas pulgas blancas, ni de donde proceden...
Una de ellas se acerca a tu fascinado rostro. Conforme se te aproxima, se va tornando rojiza. Se detiene a escasos centímetros de tu nariz, y te dice que es la portavoz de un poder más allá de tu entendimiento. -Pobre muchacho, ¿no eres más que un simple mensajero de los druidas verdad? ¿No estás cansado de obedecer sin rechistar cualquier orden? ¿No es un coñazo eso de hacer siempre lo que te mandan? ¿Sabes lo que es este artefacto con forma de fresa? Es el ojo sagrado del jabalí. Cuando se lo entregues a los druidas no creas que te darán la recompensa que esperas de ellos... ingenuo serás si crees que te van a ascender y darte la oportunidad de llegar a ser un druida honorable, jajajaja. Te conozco muchacho, más de lo que te imaginas, y puedo ayudarte a conseguir lo que deseas.
A1. TE NIEGAS A ESCUCHAR A LA PULGA
No insisten y desaparecen de tu vista. Más tarde comprobarás que pululan miles de ellas por todo el bosque; sin embargo, no pueden hacerte daño (aunque sí manipularte y engañarte con complejos artificios). Ya encontrarán otra ocasión más interesante para "persuadirte" o "avisarte". (Ve a la opción B)
A2. ESCUCHAS ATENTAMENTE A LAS PULGAS
Las pulgas realizan un encantamiento que te desplaza (tanto temporal como físicamente) hasta la casa de tu abuela, sumiéndote en un profundo y prolongado sueño que te hace olvidar todo lo que ocurrió tras comenzar la misión. Las pulgas comprobaron cuán fácil fuiste de persuadir, y no pueden confiar en alguien así para su llevar a cabo su secreta misión. Buscarán a otro mensajero con mayor entereza. (Se acabó el juego)

Canta Gorio, el gallo oculto más cansino e insoportable de Blavencia. Son las 4 de la madrugada, pero tu sueño es tan hondo y regenerador que sus molestos e intensos chirridos gallináceos te pasan completamente desapercibidos. Gorio es un famoso gallo con el que experimentó un alquimista de Aural se mudó a Blavencia hace ya muchos años. Quería crear un coro de gallinas y gallos, para poder hacerse famoso y ganar mucho dinero. Un pequeño error en la combinación de los componentes de una poción, con la intención de endulzar el canto del gallo, tuvo como resultado su invisibilidad, y ahora se ofrece una sustanciosa recompensa para quien lo encuentre.

B. CERRAR LA MOCHILA E IRTE A DORMIR
Cierras la mochila y te acomodas en el lecho de paja y hojas podridas que te has preparado para pasar la noche.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons