lunes, 1 de marzo de 2010

Horizontes Tintados (en construcción)

1. HORIZONTES TINTADOS

Celulosa conspicua, recortada, vericuetos de imbricada albura enciclopédica, elenco de gramajes y porosidad variable, allí en el más recóndito horizonte de papel, un ser llamado Shat, de cavernosas y portentosas fosas, rastrea insaciablemente los escurridizos orificios de negra tinta, que, como si del propio plasma papelero se tratara, fluye y confluye en sus adentros fragmentado en numerosas capas de distinto espesor. Es un ser de prodigioso talento, capaz de absorber con su trompa casi 20 litros de este líquido (indispensable para su supervivencia, además de ser una auténtica ambrosía de olor y sabor) diariamente. Su cuerpo es transparente, aunque con un borde negro bien definido que rodea su silueta.

Ejercía una vida solitaria, fruto del la envidia y rencor de sus parientes, al superarlos con creces con su habilidad dibujando…

Fhat: Míralo ahí, rascando y lamiendo el papel, que forma más cómoda de ganarse la vida, no es más que un inepto estorbo
Rhat: Pero es muy eficiente con todo lo
Fhat: ¿Que dices?, no es más que un torpe que no sabe hacer nada, y sus dibujos son horribles, si sigue aquí solo conseguirá manchar nuestra reputación
Rhat: Per
Fhat: SSS, me da igual lo que opines Rhat, ya está consensuado, y tiene hasta mañana para recoger sus pertenencias, así que calla y ve haciéndote a la idea

Al día siguiente, Shat se marchó sin demora, dejando todas sus pertenencias, firmemente decidido a comenzar una nueva vida. Un par de días más tarde, Rhat, considerando muy injusta esta decisión, hizo lo mismo, y decidió aventurarse en busca de su hermano Shat, tan envidiado por el resto de tinteros.

Actualmente Shat se encuentra con un muy salubre y jovial estado de salud. Tuvo sus malos ratos, fruto de aquel rechazo que le veía venir, por ser tan atento y bueno en todo lo que hacía. La mayor parte del tiempo lo invierte rastreando las pequeñas fosas, sempiternas, que componen su único y nutrido sustento, Y, ya satisfecho en sus necesidades primarias, el prurito en el dibujo le obliga a mantener una mente muy abierta y activa.

2. LOS OSOS TINTEROS

Los osos tinteros sienten la energía del papel, y la pueden interpretar y comunicarse con ella a través de un entrenamiento meditativo profundizando en la consciencia sobrenatural de la materia. Shat había progresado mucho en los últimos años, y ello le permitió recibir novedosa información sobre el génesis de un organismo complejo que podría trastornar el equilibro del planeta tintado.

3. ORODIUS

Antes de morir, el emperador de la isla caracol escribió un criptograma con su propia y espesa glauca sangre, sobre una oblonga piedra color azabache, y con una forma que recordaba a una arremolinada rosa del desierto.

Pasados unos tres mil años, esta roca fue adquiriendo un contorno cada vez más humanoide, a medida que adquiría conciencia y demás sensibilidades y sentidos. Un ser de ígneo aspecto, negrorojizo y bien proporcionado, ágil, y con diestras manos preparadas para el combate. También venia encriptado su nombre, Orodius, que ahora comenzaba a clarearse.

En la fauna criptozoológica abundan los animales con alas de murciélago y rostro humano, como el caso de este ser, que conforme se erigía, unos pequeños cuerpos le emergieron y adquirieron la forma de amplias alas membranosas, al tiempo que la zona correspondiente a la cabeza se definía. Una larga cola con espinas también dio la luz. Este ser no parecía sorprenderse con tales acontecimientos, con estos cambios bruscos y repentinos. Conocía bien su organismo y aceptaba como natural este proceso.

En un planeta compuesto únicamente de tinta y celulosa, todos los seres, excepto los tinteros, se alimentan de papel. Y muy pronto, con apesadumbrado rostro, Orodius, alias D-Man-Chungus, descubrió que tendría que acatar las reglas del planeta por el bien de su salud.

El paisaje era muy adusto, pero ofrecía un celaje embriagador que penetró en Orodius despertando todos sus sentidos. Oxigenó sus neuronas, permitiéndole a lo lejos columbrar unos pequeños juncos de papel. Con sigilo y notable cautela, se dirigió hacia ellos, mientras radiografiaba a su paso que la zona fuera segura. Cuando por fin los juncos sombreaban el rostro de Orodius, éste hurtó de su cola una de sus largas espinas regenerativas, similares a las de las mantícoras, aunque algo más extensas, y la blandió y arrojó con fuerza contra uno de los numerosos juncos por la posibilidad de que pudieran contener algún elemento nocivo y corrosivo, o se inflamaran al contacto con algún cuerpo. Observó, analizó, comprobó, se tranquilizó y se aproximó sin temor hacia la espesura para desraizar varios de aquellos altaneros juncos de celulosa. Con ellos pudo elaborarse una hermosa aljaba, que recubrió con secreciones oleajinosas que expelían su porosa epidermis, consiguiendo una pasmosa elasticidad y resistencia.

Se podria decir que Orodius era como una especie de aparato digestivo andante. Su energía alimenticia abarcaba casi todo su atezado cuerpo. A través de los poros de su costrosa piel, absorbía toda materia siempre y cuando se encontrara marchita, o en estado de descomposición. También carecía de boca y cuerdas vocales, pero no le faltaban recursos para comunicarse.

4.LAS COMADREJAS MECÁNICAS

Pese a ser un material de vital importancia para el desarrollo de horizontes, era un elemento cuyas propiedades se habían estudiado muy superficialmente, exceptuando a los osos tinteros y las comadrejas mecánicas, que aprovechaban la tinta para asustar a grandes organismos de papel, y conducirlos hacia su final: el sobrecogedor bosque de las lupas, repleto de tormentosas y ardientes trampas; o bien los aterradores precipicios trituradores.

Una de las diversas maneras que tenian estos animalejos de llevar a cabo tal proceso consistía en untarse todo el cuerpo con espesa tinta, combinándola con fragmentos de otros materiales para abigarrar y configurarse un aspecto más horripilante y rocambolesco. Además, estas comadrejas eran muy resistentes debido a su alto contenido en hierro (el cual les dotaba de un característico tono plateado). Sentían predilección por presas de considerables dimensiones, equipadas con eficaces armas de borde muy afilado. Por ende, el cuerpo a cuerpo no cabia en las posibilidades de las comadrejas, que irremediablemente debían hacer acopia a su agudo ingenio para asegurarse un porvenir.

Hace escasos quince años que colonizaron el sureste de horizontes, y ya desde sus principios, su sistema y el de los osos colapsó bruscamente hacia una nada prometedora amistad. Ya entonces, sus relaciones eran algo hostiles, y con el paso del tiempo han ido acrecentando este mutuo sentimiento debido a su interés común por la tinta; un escaso proceso de desarrollo y un demanda demasiado alta.

5. PEQUEÑA INTRODUCCIÓN A LAS AMAZONAS TINTADAS Y RASP EL HECHICERO

Fannita y Andrita lograron que la Patrita, Marita y Paulita le llevaran hasta la otra punta de la cascada enjabonada, para recargar municiones. Los puntos de sus élitros percibían malas vibraciones y estaban algo preocupadas. Durante milenios, se han encargado de proteger la zona sur de horizontes tintados.

Mientras, Rasp, un poderoso hechicero invocador de criaturas, descubrió los elementos más primigenios para atraer hasta horizontes tintados, a los voraces e insaciables Pablusaurus Pedipalpus, oriundos del mismísimo Pablumundo, de la familia de los antiguos híbridos de crustáceos y alpicoces antropofaciales.

Lluvias torrenciales, turbiones de hielo y gas, tormentas de tinta a tutiplé se avecinaban durante la invocación. Las comadrejas electrónicas, muy sensibles a los fenómenos, se aproximaron a presenciar el dantesco espectáculo de luces y sombras. Portales de magma rojizos y verdosos, con cierto olor a azufre, permitían a los extraños Pablusaurus Pedipalpus abrirse paso a horizontes tintados, atendiendo la insana llamada del archimalvado Rasp...

6. DESCUBRIENDO LA FAUNA Y FLORA DE HORIZONTES TINTADOS





Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

5 comentarios:

  1. Es una metáfora de la tortuosa vida de un zoo-artista? xD

    Hola Jesús! No te veo nunca ya!

    (Soy Jordi)

    ResponderEliminar
  2. Zoo-artista tintodependiente, jeje, más o menos es eso sí. Me alegro un montón de tener noticias tuyas amigo, y es verdad, ya no nos vemos nunca tio, hoy casualmente he visto a Raquel en clase de animación, y le he preguntado por tu blog para cerciorarme de que eras el Jordi enrollao. No sabia que tenias un blog, lo visitaré a ver que tal está. Seria interesante, cuando tengamos algo más de tiempo, quedar con Miguel, Raquel y tal e irnos a tomar algo e intercambiar nuestras últimas experiencias, XD.

    Un fuerte saludo¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesus ya me he hecho seguidor de tu blog. Ahora mismo te llamo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Rafa, espero que disfrutes con mis artículos, se agradece tener a personas curiosas e interesantes como tú por este espacio.

    ResponderEliminar
  5. Jesús quiero un dibujo ilustrativo de nuestra batalla yaaaa!!
    =)

    ResponderEliminar