lunes, 18 de enero de 2010

Sataros, primer antepasado de Sataros el nigromante


DATOS PERSONALES SATAROS

NOMBRE Sataros

SEXO Desconocido (aunque se sospecha que es macho por ciertos y evidentes comportamientos)

EDAD Desconocida

PROFESIÓN Ser el primero

ESTATUS SOCIAL ???

RESIDENCIA Castillo de la muerte, aunque actualmente visita la tierra con cierta frecuencia, y a Greïm, su planeta natal, donde ahora conserva grandes riquezas y seguidores

LUGAR DE NACIMIENTO Planeta Greïm


Hace 650 millones de años, en un pequeño, oscuro, frío, peligroso y misterioso planeta de la galaxia Oriplo, llamado Greïm, lugar donde se encuentran las más extrañas y siniestras criaturas que el mundo halla podido crear.

La capital de Greim es Oroxia, donde hace mucho tiempo vivió y quien sabe si continua con vida, una terrible invención de un estrafalario nigromante llamado Orghus Lhaok, residente en un inmenso castillo, al norte de Oroxia, situado en lo alto de una gélida colina. Esta invención cobró el nombre de Sataros, un extraño gas que puede adoptar cualquier forma por extraña que sea.

Este gas, letal para quien lo respira, resultó ser más peligroso de lo que el nigromante esperaba, pues tras crear a Sataros fue él su primera víctima. Sataros robó el alma a su creador, pero este, con mucha suerte, tuvo tiempo para conjurar un contrahechizo, y ahora son dos en uno, es decir, Sataros maneja el arte de las armas mientras Orghus ha ocupado la mente. Desde este incidente.

De entre todas las extrañas y oscuras criaturas del planeta Greïm , hay una, la más mortífera y peligrosa: Los Makarachoids. Sataros durante muchos años los ha tenido como guardianes de su castillo, mientras el permanecía oculto en su interior, tramando maléficos planes.

Respecto a la descripción física, Sataros, al albergarse en su armadura de ninja, modelo que le agradó desde el principio, adopta una estatura media. Es un ser de extraordinaria velocidad y agilidad debido a su ligera anatomía. Posee un cuerpo totalmente proporcionado respecto a la cabeza con delgadas pero potentísimas piernas y brazos. Como ya sabemos, carece de hueso y músculo pues está compuesto por un extraño y oscuro gas formado por almas atormentadas, que es su único alimento. Su equipo de ninja está compuesto por una poderosa coraza y demás elementos protectores que combinan a la perfección negros, dorados y color plata entre otros. Lo que más destaca son sus dos afiladas catanas de reducido tamaño para ser manejadas a una mano. Sataros también domina a la perfección el combate a distancia, utilizando unas pequeñas pero eficaces dagas de humo petrificado fabricado por él, que son una inagotable fuente de muertes.

Sataros en un ser sin rostro, siniestro y que se cree y de hecho lo es, el ser más poderoso del planeta Greïm y quizás de la Galaxia Oriplo y sin duda el más mortífero. Es enérgico, muy valiente e inteligente. Domina a la perfección todas las artes oscuras y es un líder innato muy respetado por temor. Es muy efectivo en el arte de matar, no dejando rastro alguno gracias a su extraordinario sigilo. Habla poco, es muy silencioso, y cuando da una orden no admite rechazos, ya que si alguno le lleva la contraria Sataros será muy cruel con él. Si alguien le juega una mala pasada no dudará en vengarse en cuanto encuentre alguna oportunidad. Sataros es también muy suspicaz pues solo se fía enteramente de sí mismo y le encanta vivir lo más cómodo posible, es un verdadero sibarita.

En lo que cabe a sus habilidades y conocimientos Sataros disfruta mucho engañando a los demás, en combate no hay quien le iguale, es un experto intimidador, en tierra su velocidad es inigualable dando saltos de desmesurada altura, es también muy bueno robando valiosos objetos y por sus cualidades físicas es capaz de sobrevivir en las peores condiciones que se pueda imaginar.

Sataros ha permanecido mucho tiempo oculto, creando una nueva raza, con malvados fines, a través de la alquimia y robando las almas a los seres más poderosos y equilibrados del planeta, para crear a los Makarachoids.

Cuenta con un basto ejercito de Makarachoids, entrenado desde su más tierna infancia, aprendiendo todas las lenguas que se hablan en el planeta tierra. Estos seres están dispuestos a hacerse con el planeta y si es necesario, a dar la vida por su señor.

Los Makarachoids desconocen el pasado de Sataros, y no saben que tras su mente se esconde el ya olvidado Orghus Lhaok.

Sataros llegó solo a la tierra, con una forma diferente, y con el propósito de hacerse con el planeta rápidamente. Pero el no sabia que los humanos no eran vulnerables a la posesión de almas. Cuando se da cuenta, por prudencia ante algo desconocido, decide hacer creer a los humanos que era un alienígena huía de su planeta para frustrar los planes de los suyos, para ganarse la confianza humana. En la tierra conoce un montón de cosas nuevas. Sabe que tiene gran destreza en el combate, pero en la tierra la tecnología está más avanzada y disponen de armas más poderosas en la tierra, que la poderosa magia de Sataros, más efectiva en Greïm que aquí. Decide pues cambiar de estética y convertirse por el momento en un

Pese a todo esto, Sataros mantiene su objetivo de dominación, y decido infiltrar secretamente a los Makarachoids en la tierra, para que vayan recopilando información del planeta, y así buscar los puntos débiles y los puntos donde pueda atacar.

Sataros conocerá a un poderoso baquero, atracador de bancos, y a una chica, Jessica y siente algo que antes no habia sentido. Esta también se enamora de Sataros, y esto va a producir indecisión y cambios en su objetivo principal de conquistar el planeta. El amor que siente por Jessica se hará cada vez más fuerte, pero a veces piensa que al fin y al cabo ella es una simple mortal, y que no podría llevársela a su castillo por motivos naturales. La cabeza de Sataros comienza a dar vueltas y a preguntarse por muchas cosas que antes había ignorado.

Jessica es una chica rebelde por naturaleza. Hija del alcalde de la ciudad. No llevaba muy bien la vida burguesa y decidió irse a vivir sola. Cumple muy bien su papel al dar la cara en eventos públicos, pero a la que puede se marcha a los pueblos vecinos a emborracharse y a practicar su puntería con latas y pervertidos.

Una noche bebió demasiado y perdió el conocimiento, apareciendo dos días más tarde a orillas del lago Silder, donde conoció a Sataros y se enamoró de el.

Sataros vive con ella actualmente, y le llama Jess. Duerme dentro de una botella, junto a la mesita de noche de Jess, aunque a veces se escapa de esta para darle unos cuantos cosquilleos.

Sataros y Jessica mantienen su amor en secreto, pero uno de los Makarachoids, Orodius, comienza a sospechar que algo raro le pasa a Sataros.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario