miércoles, 27 de enero de 2010

Ranita de San Antón

Es una ranita alargada, de cabeza ancha y dedos terminados en discos adhesivos. A lo largo de cada flanco corre una línea lateral negra bordeada de blanco. La piel es lisa y de un verde hierba en el dorso, mientras que el vientre resulta ligeramente granuloso y de un gris pálido. En la garganta el macho posee un saco vocal que se hincha y adopta la forma de una vejiga cuando croa.

Se encuentra en las zonas templadas de Europa y Asia, así como en el nordeste de África. Sus lugares preferidos son los parajes húmedos cubiertos de vegetación exuberante. Si al principio de la primavera permanece en las proximidades del agua, en verano y otoño prefiere instalarse en los arbustos y en los árboles, ya que puede trepar ágilmente gracias a los discos adhesivos de sus dedos. Es totalmente invisible entre el follaje, pues tiene la propiedad de cambiar rápidamente de color pasando del verde al gris e incluso al pardo. Se alimenta de arañas y pequeños insectos. El acoplamiento tiene lugar en primavera, y las hembras ponen los huevos en racimos. Después de la metamorfosis, las ranitas miden 15-20 mm. de longitud.

En el sur de Europa se puede encontrar la Ranita meridional miditerránea (Hyla meridionalis), pariente próximo de la Ranita de San Antonio, pero que no presenta las rayas oscuras en los flancos.

2 comentarios:

  1. Hola Jesus espero que estes repuesto del viaje. Ha sido estupendo. NOS VEREMOS EN vILLENA

    ResponderEliminar
  2. Algún fin de semana, o quizás en Pascua, podríamos reunirnos allí.

    ResponderEliminar