martes, 26 de enero de 2010

El alien merodeador

Con sobre un metro y medio de altura y unos tres de largo, es un individuo digno a tener en cuenta. Comúnmente le llaman aliens merodeadores, aunque en realidad son un híbrido de artrópodo y reptil del pleistoceno. Habitan en brezales, bosques espesos, páramos y en ocasiones oscuros cementerios, en especial los del norte de Europa, y su principal alimento es el robellón afligido, que se nutre de las almas de los muertos. Estos robellones son muy difíciles de encontrar ya que se ocultan bajo la húmeda tierra empleando sus hifas cavadoras como herramienta. En caso de no encontrar suficientes robellones, buscan otro sustento como las entrañas de los negros cuervos, entre otros. Su dentadura es muy poderosa, compuesta por tres o cuatro filas de dientes, tipo trituradora. Pero ante algo nuevo, sin olvidar su gran fortaleza (se encuentran acorazados por un asombroso caparazón quitinoso con placas, perfectamente articulado), son exhaustivamente desconfiados, recelosos y cautos, examinando cuidadosamente la situación antes de emprender cualquier acción o decisión importante. Su vida es solitaria cuando el tiempo acompaña, pero se unen formando grandes manadas muy bien organizadas en épocas más complicadas, trabajando en equipo por un interés común de supervivencia. Se desconoce su esperanza de vida, pero sí se sabe que son capaces de regenerar gran parte de sus extremidades y de resistir largos periodos sin ningún alimento, debido a un metabolismo muy bajo. También poseen una especial sensibilidad para detectar la temperatura y las vibraciones de la tierra. Rehúyen el tráfico, las poblaciones humanas y los grupos de gente, son maestros del camuflaje y perfectos escamoteadores. Comparten una particular simbiosis con las tarántulas, ya que estos despiden un olor especial que atrae a los insectos de los cuales estas se alimentan. Ellas a cambio ofrecen su excremento, el cual crea una reacción química con la superficie de su cuerpo, generando un calor que acelerando su metabolismo cuando hace frío, y haciéndolo mucho más eficaz para la caza.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario