sábado, 22 de mayo de 2010

Emisión Ígnea y pasos del dragón para generar fuego (CSL)

La misteriosa capacidad del dragón para expulsar fuego por la boca es una de las armas más potentes de su arsenal. Los observadores de dragones afirman haber registrado emisiones de hasta 200m de longitud que han alcanzado temperaturas superiores a 1.000ºC, y son muchos quienes han intentado explicar este fabuloso atributo.

Según el profesor Heinz Diebtrich, del instituto Alemán Götlingen para la criptozoología, los dragones ingieren rocas fosfáticas, quizá en un estómago especial (que el profesor denominó estómago fosforocatabólico), para liberar un gas volátil que se inflama en contacto con el aire. Los intentos de investigar este fenómeno (y de reproducirlo en el laboratorio) han resultado difíciles y con frecuencia fatales.

PASOS PARA GENERAR FUEGO UN DRAGÓN

1. El dragón tritura las rocas fosfáticas con sus poderosas mandíbulas
2. Los jugos gástricos reaccionan y generan un gas inflamable
3. El estómago se expande al acumular gas
4. El gas expelido se combina con el oxígeno del aire y se inflama

Crónicas de Árktica

Se extinguen los ciempiés testáceos nocturnos debido a la oxidación provocada por el aliento de la ameba del norte; Mebo es el responsable, y acaba de despertar malhumorado de un profundo letargo de milenios. Está hambriento de robín y la guerra será inminente e irremisible.

Los ciempiés, de más de seis metros de altura, disponen de unas fabulosas mandíbulas duras y flexibles. Gracias a ellos el equilibrio del planeta Árktica está asegurado, pues estabilizan la población de animales herbívoros, que en exceso portarían catastróficas consecuencias no solo para los granjeros, sino también para el nivel de oxígeno del planeta.

La panacea a esta peliaguda situación podria hallarse en las pulgas de nata. Dichos sifonápteros viven en los castillos de merengue, al sur de Árktica, son muy rollizas y generan buena suerte si se les alimenta con cacao volcánico, pero conseguir tal cacao es una tarea muy arriesgada...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


domingo, 28 de marzo de 2010

La Telaraña de las Nornas

http://vimeo.com/10497779

Como ocurre con todo, tuvieron que adaptarse al progreso si apreciaban su existencia, y para ello debian buscar un nuevo hogar. Astucia y omnisciencia eran todo uno, aunándose en sus tres entrañables apariencias, tan familiares para él, una arremoliada mente con desmesurada imaginación...

Aquel hombre habia soñado con ella en más de una ocasión. No lograba desvelar el significado de su presencia dentro de su mente hasta esa noche. Se despertó de aquel largo sueño y descubrió que ella era... Verdandi...

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, 25 de marzo de 2010

Ojo del futuro



















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

La Telaraña de las Nornas


Portada diseñada por David Martínez Marco para mi último
cortometraje de ficción
















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, 15 de marzo de 2010

Albores fragmentarios

Haces de espesura tinta, y fulmíneo proceder, arrebatan el viraje con sutiles respingos melífluos que transmutan en una abigarrada combinación insufriblemente caótica. Albores fragmentarios del cifizoico, semillas del herbecer primaveral, reverdencen los estambres de polen abstracto, coaccionan con el adusto acontecer preservando un prometedor devenir surcado de lúnulas de placer y vistosa virtud. Circunvalaciones cataclísmicas acechan desde un fulgor abstruso de contingencia variable, hurtando los rostros afligidos de tonsura estresada. Albores fragmentarios inyecta y desglosa el detalle en capas ampulosas, que se cubren de cielo y absorben su espirituoso y tentador celaje, para dejar exangüe, atónica, a la lluvia plomiza de tedioso hastío. Las notas del devenir prometen liviana brisa en un mar confuso por el tórrido trasiego fehacientemente ácido. Huellas prensadas sobre caminos artificiosos pretenden denigrar la ingeniosa marcha del fragmento primigenio, natural, palpitante de esplendor matinal, pero su maniobra será fallida si no permitimos que el gris se apodere de la enjundia que amasa y engrasa de azúcar y sal la magnífica maquinaria del universo.

Cocheros de la espiga amartillan los camafeos de la pasión, el ulular de los vientos del este nos invitan a recorrer con tesón los almibarados parajes ácueos, multiformes, hasta penetrar en los más excelsos cánticos del norte. Hechizados por las cristalinas claves de un pentagrama que sestea recogido sobre los ecos de la cuarta dimensión. Pipas voladoras sustraen de la tierra trigueños gramófonos ictioformes, muy rodantes en brioso y atiplado vaivén. Te consumen y astringen los nervios esas correosas vibraciones cafeínicas que arrasan impávidas, sin piedad, toda alma en velo, por su insaciable halago de vileza y perversidad. Albores fragmentarios compendia las sempiternas amplificaciones vitales de un entorno movedizo, variable, veleidoso, espontáneo e ignoto como la vida misma.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, 9 de marzo de 2010

El Biodragón

Si algunas de las bestias más curiosas de la creación son combinación de criaturas comunes, ¿como sería el resultado de mezclar lo extraño con lo extraño? Ese es el Biodragón, mutación y transformaciones muy abstrusas de organismos unicelulares y pluricelulares, ingeniería genética natural, influida por multitud de fenómenos cósmicos y vibraciones de universos paralelos. Nunca se ha podido ver en directo uno de estos, pero gracias a un nuevo sistema de rastreo aplicado a ranas bombinas, se ha demostrado que los "sueños" de estas son verdaderos, pese a que la fuente se encuentre a millones de años luz. Es posible que contemplar a tan magnífico ejemplar, en el cual convive la fantasía y ficción, pasado y futuro en un mismo hogar, podría ser atronador en corazones sensibles, y despertar un terror visceral por parecer seres contra natura. Las mutaciones se deben también a ciertos materiales radiactivos y productos químicos orgánicos en altas dosis. Es posible que la labilidad sea la principal causa de las extrañas mutaciones del Biodragón. Barajándose y reordenándose los genes con bastante frecuencia. La labilidad es la susceptibilidad de un genoma a los cambios y las reordenaciones.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

El deshilador de mundos




















Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Pasaje a un mundo feérico

Nunca pensé que encontraría un mundo tan extraordinario tras Hardware and Software Universe (el Universo donde nací). Jamás imaginé que tantas cosas descubriría fuera de mi entonces relativamente rutinario lugar de residencia, y que existirían otros seres tan distintos a nuestra especie en aquellos albores tan confusos. Antes de nada, me presento. Me llamo Byto, soy un Byte todavía (unidad básica de información),y nací en un monitor LCD. Mis padres, que eran Megabytes, siempre me decían que si era trabajador y estudiaba mucho, algún día podría ser como el abuelo, un Gigabyte con gran talante y muy experimentado que nunca llegué a conocer. No todo el mundo llega a ser un Giga, no es tarea fácil y conlleva mucho sacrificio y voluntad. Muchos perecen antes o acaban fragmentados o bloqueados al introducirse en obscenas y perniciosas conversaciones de chat entre otras muchas cosas, pero eso ya es otra historia…

No olvidaré aquel día. Ya había cumplido los 1010 años binarios cuando sucedió aquella catástrofe que acabó con toda mi especie excepto yo, que me salvé almacenando información en la web-cam, solo en aquel preciso momento. Me llevó mucho tiempo asimilarlo, pero después del accidente no tuve tiempo para calibrar las consecuencias de lo acababa de suceder, ni era consciente de la gravedad de la situación. Todo pasó muy deprisa. Sentí una indescriptible explosión con extravagantes vibraciones que recorrieron todo mi ente y, sin percibir la transición, todo lo que había a mi alrededor cambió de súbito. Ante mí, extrañas y cambiantes formas, pululaban a ritmo impredecible pero a cierto compás armónico, una infinita gama de colores y siluetas que con el paso del tiempo iban cobrando estructuras cada vez más complejas, ligadas y coherentes, me dejaron con la incertidumbre de si aquello que vislumbraba era realidad o sueño, pues me era verdaderamente inextricable dilucidarlo …Percibía aquello como tenues objetos de variable materialidad, que, sin saber muy bien por que, no pude evitar contemplar abstraído, mientras mi núcleo de asimilación informativa se encontraba descontrolado y extrañamente excitado de aquellos reflejos surrealistas…

Al cabo de un tiempo, todo comenzó a cobrar forma…

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, 5 de marzo de 2010

Ondas evolutivas

Es un mustélido parduzco, adaptado a la vida anfibia, que navega, bucea, danza y pulula vagando sin cesar por aguas tranquilas, aguas inquietas, mares de luz y sombra, ansiosa de conocimiento y saber, en busca de nuevas aventuras, nuevas sensaciones, participación y observación anhelan sosiego, equilibrio, eludiendo toda obnubilación para medrar desde los fríos abismos de un surrealismo intranquilo, combatiendo la pegajosa verecundia que afecta el brío de su nado. Se vale de sus eficaces membranas interdigitales y de esa llana y extensa cola, muy ancha en su raíz, para afrontar cualquier adversidad. Vive en madriguera, conectando agua y tierra vinculadas en la supervivencia, luego, a pesar de pasar la mayor parte de su vida en ese infinito azul, es también telúricodependiente por el placer de nombrarlo así, y en frescas riveras elevadas se cobija. Su aspecto es afable, bondadoso, cándido y familiar, pero bajo él le oprime el desmedido análisis, junto a tormentas de fuego que subyacen, le activan, le impulsan, le conmueven y corroen, entremezcladas con el armónico glauco prado que subsana aquellas heridas fruto del fatigoso pasaje de la vida. Aceitunas almibaradas le seducen, algunas saben bien, y le sumergen en universos de verdad y dulce alborozo. Otras en cambio, no son más que floreada cáscara, anodina en sus entrañas, y lengua sangrienta. Su filtro esponjoso, corto y denso, prospera a buen paso, arrebujándose en él la savia del mañana. Peces, cangrejos de río y ranas son su principal sustento, así como algunos vertebrados de tierra firme.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, 1 de marzo de 2010

Horizontes Tintados (en construcción)

1. HORIZONTES TINTADOS

Celulosa conspicua, recortada, vericuetos de imbricada albura enciclopédica, elenco de gramajes y porosidad variable, allí en el más recóndito horizonte de papel, un ser llamado Shat, de cavernosas y portentosas fosas, rastrea insaciablemente los escurridizos orificios de negra tinta, que, como si del propio plasma papelero se tratara, fluye y confluye en sus adentros fragmentado en numerosas capas de distinto espesor. Es un ser de prodigioso talento, capaz de absorber con su trompa casi 20 litros de este líquido (indispensable para su supervivencia, además de ser una auténtica ambrosía de olor y sabor) diariamente. Su cuerpo es transparente, aunque con un borde negro bien definido que rodea su silueta.

Ejercía una vida solitaria, fruto del la envidia y rencor de sus parientes, al superarlos con creces con su habilidad dibujando…

Fhat: Míralo ahí, rascando y lamiendo el papel, que forma más cómoda de ganarse la vida, no es más que un inepto estorbo
Rhat: Pero es muy eficiente con todo lo
Fhat: ¿Que dices?, no es más que un torpe que no sabe hacer nada, y sus dibujos son horribles, si sigue aquí solo conseguirá manchar nuestra reputación
Rhat: Per
Fhat: SSS, me da igual lo que opines Rhat, ya está consensuado, y tiene hasta mañana para recoger sus pertenencias, así que calla y ve haciéndote a la idea

Al día siguiente, Shat se marchó sin demora, dejando todas sus pertenencias, firmemente decidido a comenzar una nueva vida. Un par de días más tarde, Rhat, considerando muy injusta esta decisión, hizo lo mismo, y decidió aventurarse en busca de su hermano Shat, tan envidiado por el resto de tinteros.

Actualmente Shat se encuentra con un muy salubre y jovial estado de salud. Tuvo sus malos ratos, fruto de aquel rechazo que le veía venir, por ser tan atento y bueno en todo lo que hacía. La mayor parte del tiempo lo invierte rastreando las pequeñas fosas, sempiternas, que componen su único y nutrido sustento, Y, ya satisfecho en sus necesidades primarias, el prurito en el dibujo le obliga a mantener una mente muy abierta y activa.

2. LOS OSOS TINTEROS

Los osos tinteros sienten la energía del papel, y la pueden interpretar y comunicarse con ella a través de un entrenamiento meditativo profundizando en la consciencia sobrenatural de la materia. Shat había progresado mucho en los últimos años, y ello le permitió recibir novedosa información sobre el génesis de un organismo complejo que podría trastornar el equilibro del planeta tintado.

3. ORODIUS

Antes de morir, el emperador de la isla caracol escribió un criptograma con su propia y espesa glauca sangre, sobre una oblonga piedra color azabache, y con una forma que recordaba a una arremolinada rosa del desierto.

Pasados unos tres mil años, esta roca fue adquiriendo un contorno cada vez más humanoide, a medida que adquiría conciencia y demás sensibilidades y sentidos. Un ser de ígneo aspecto, negrorojizo y bien proporcionado, ágil, y con diestras manos preparadas para el combate. También venia encriptado su nombre, Orodius, que ahora comenzaba a clarearse.

En la fauna criptozoológica abundan los animales con alas de murciélago y rostro humano, como el caso de este ser, que conforme se erigía, unos pequeños cuerpos le emergieron y adquirieron la forma de amplias alas membranosas, al tiempo que la zona correspondiente a la cabeza se definía. Una larga cola con espinas también dio la luz. Este ser no parecía sorprenderse con tales acontecimientos, con estos cambios bruscos y repentinos. Conocía bien su organismo y aceptaba como natural este proceso.

En un planeta compuesto únicamente de tinta y celulosa, todos los seres, excepto los tinteros, se alimentan de papel. Y muy pronto, con apesadumbrado rostro, Orodius, alias D-Man-Chungus, descubrió que tendría que acatar las reglas del planeta por el bien de su salud.

El paisaje era muy adusto, pero ofrecía un celaje embriagador que penetró en Orodius despertando todos sus sentidos. Oxigenó sus neuronas, permitiéndole a lo lejos columbrar unos pequeños juncos de papel. Con sigilo y notable cautela, se dirigió hacia ellos, mientras radiografiaba a su paso que la zona fuera segura. Cuando por fin los juncos sombreaban el rostro de Orodius, éste hurtó de su cola una de sus largas espinas regenerativas, similares a las de las mantícoras, aunque algo más extensas, y la blandió y arrojó con fuerza contra uno de los numerosos juncos por la posibilidad de que pudieran contener algún elemento nocivo y corrosivo, o se inflamaran al contacto con algún cuerpo. Observó, analizó, comprobó, se tranquilizó y se aproximó sin temor hacia la espesura para desraizar varios de aquellos altaneros juncos de celulosa. Con ellos pudo elaborarse una hermosa aljaba, que recubrió con secreciones oleajinosas que expelían su porosa epidermis, consiguiendo una pasmosa elasticidad y resistencia.

Se podria decir que Orodius era como una especie de aparato digestivo andante. Su energía alimenticia abarcaba casi todo su atezado cuerpo. A través de los poros de su costrosa piel, absorbía toda materia siempre y cuando se encontrara marchita, o en estado de descomposición. También carecía de boca y cuerdas vocales, pero no le faltaban recursos para comunicarse.

4.LAS COMADREJAS MECÁNICAS

Pese a ser un material de vital importancia para el desarrollo de horizontes, era un elemento cuyas propiedades se habían estudiado muy superficialmente, exceptuando a los osos tinteros y las comadrejas mecánicas, que aprovechaban la tinta para asustar a grandes organismos de papel, y conducirlos hacia su final: el sobrecogedor bosque de las lupas, repleto de tormentosas y ardientes trampas; o bien los aterradores precipicios trituradores.

Una de las diversas maneras que tenian estos animalejos de llevar a cabo tal proceso consistía en untarse todo el cuerpo con espesa tinta, combinándola con fragmentos de otros materiales para abigarrar y configurarse un aspecto más horripilante y rocambolesco. Además, estas comadrejas eran muy resistentes debido a su alto contenido en hierro (el cual les dotaba de un característico tono plateado). Sentían predilección por presas de considerables dimensiones, equipadas con eficaces armas de borde muy afilado. Por ende, el cuerpo a cuerpo no cabia en las posibilidades de las comadrejas, que irremediablemente debían hacer acopia a su agudo ingenio para asegurarse un porvenir.

Hace escasos quince años que colonizaron el sureste de horizontes, y ya desde sus principios, su sistema y el de los osos colapsó bruscamente hacia una nada prometedora amistad. Ya entonces, sus relaciones eran algo hostiles, y con el paso del tiempo han ido acrecentando este mutuo sentimiento debido a su interés común por la tinta; un escaso proceso de desarrollo y un demanda demasiado alta.

5. PEQUEÑA INTRODUCCIÓN A LAS AMAZONAS TINTADAS Y RASP EL HECHICERO

Fannita y Andrita lograron que la Patrita, Marita y Paulita le llevaran hasta la otra punta de la cascada enjabonada, para recargar municiones. Los puntos de sus élitros percibían malas vibraciones y estaban algo preocupadas. Durante milenios, se han encargado de proteger la zona sur de horizontes tintados.

Mientras, Rasp, un poderoso hechicero invocador de criaturas, descubrió los elementos más primigenios para atraer hasta horizontes tintados, a los voraces e insaciables Pablusaurus Pedipalpus, oriundos del mismísimo Pablumundo, de la familia de los antiguos híbridos de crustáceos y alpicoces antropofaciales.

Lluvias torrenciales, turbiones de hielo y gas, tormentas de tinta a tutiplé se avecinaban durante la invocación. Las comadrejas electrónicas, muy sensibles a los fenómenos, se aproximaron a presenciar el dantesco espectáculo de luces y sombras. Portales de magma rojizos y verdosos, con cierto olor a azufre, permitían a los extraños Pablusaurus Pedipalpus abrirse paso a horizontes tintados, atendiendo la insana llamada del archimalvado Rasp...

6. DESCUBRIENDO LA FAUNA Y FLORA DE HORIZONTES TINTADOS





Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

VIAJE A TÚNEZ

sábado, 20 de febrero de 2010

jueves, 18 de febrero de 2010

El dragón psicodélico


No hay que confundir el género Draco, compuesto por imponentes y frecuentemente alados reptiles de envidiable longevidad, con los Wyvern o pseudodragones, o las serpientes aladas. Los dragones son los lagartos más evolucionados que se conocen, en tamaño, inteligencia y esperanza de vida, además de ser capaces de emitir fuego por la boca, triturando las rocas fosfáticas, las cuales reaccionan en los jugos gástricos generando un gas inflamable que expande sus estómagos al acumular gas, expelido posteriormente y combinado con el oxígeno del aire provocando la inflamación de este.

Sus hábitats son muy numerosos y son cinco sus principales especies, cuyo ciclo vital varía sobremanera según al cual nos refiramos. Algunos dragones viven en Europa, otros en norasia, arabioáfrica, india y oriente. Se cree que descienden de los varánidos y señalan al varano de Komodo indonesio como el descendiente moderno de un supuesto antepasado común, pero hay otras teorías que defienden que descienden directamente de dinosaurios como el Velociraptor. Algunos son cuadrúpedos, con férreas escamas, letales garras rapaces, larga y sinuosa cola y un hocico hastado de respetable cornamenta. Están los que habitan montañas, mientras otros surcan las aguas, o, como es el caso del dragón psicodélico, se guarecen en cavernas espaciosas con paredes calcinadas en señal de aviso para turistas, aunque los cazadores dicen que el aroma "dulce" que despiden las panteras les repele.

El dragón psicodélico vive en hipogeos y cavernas subterráneas de la tierra de los enanos de miel (debido al tono de su piel, ojos, aroma y singular pedomorfia), con los que congenian muy bien, ayudándose mutuamente en sus diarios quehaceres, y mostrando siempre una noble fidelidad, ya que este arraigo tan profundo se debe al origen del primero de ellos, por la poderosa magia de un anciano enano, muy venerado por sus exorbitantes conocimientos e inteligencia.

Esta creación fue a causa de un cruel conflicto entre enanos y gigantes de magma que debilitaban a estos pequeños con sus estremecedoras colas refractantes de morfología palmeada. Cuando perece uno de estos dragones, se descompone en fulgentes piedras preciosas de todo tipo: ojos de buey, ojos de tigre, topacios, ópalos, turmalinas, azuritas, azabache, amatistas, esmeraldas, diamantes...que hechan raices, y crecen otorgando cierta probabilidad de que surja de sus entrañas un nuevo dragón. Cada piedra contiene una energía diferente. Por ejemplo, si esa piedra es un diamante, el dragón poseerá una fantástica agudez mental, telepatía, inteligencia y eléctricos reflejos... El resto de piedras, a las que la vida no les ha brindado su esencia, ofrecerán un amplio repertorio de posibilidades para la comunidad enana: para prender, iluminar, curar ciertas enfermedades, construcción, herramientas para picar la roca, armas y robustas armaduras...


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.